El costo de vivir en un país con corrupción
martes, julio 25, 2017

* El Foro Económico Mundial (WEF) señala que la corrupción en el Perú sería la tercera problemática para realizar negocios.

* Tres de cada diez peruanos la consideran como el principal problema del país.

* Podríamos concluir que a partir de 1975 hemos sido gobernados por procesados, encarcelados y prófugos. Desde Morales Bermúdez hasta Humala.

Consecuencias y desafecciones en un país con corrupción.
Consecuencias y desafecciones en un país con corrupción.

Lo primero que a uno se le ocurre a la hora de buscar un antónimo para la palabra “democracia” siempre había coincidido, en una suerte de consenso, con “dictadura“. Ahora, tras casos como  Panama Papers o Lava Jato, podemos decir que “corrupción” es el término ideal.

La corrupción no solo impide la justicia social y la lucha contra las desigualdades, sino que además concentra las riquezas de una nación al interés de unos pocos, los cuales suelen ubicarse en los picos más altos de la jerarquía institucional, llámense presidentes, ministros, congresistas o jueces.

Consecuencias y desafecciones en un país con corrupción

Vivir en corrupción es perder el rumbo hacia los objetivos del país y consentir las injusticias. Es empobrecimiento y centralismo. Es el debilitamiento de los partidos políticos y el robustecimiento de una clase política corrupta. Son deficiencias en la salud, el trabajo y el emprendimiento. Por todo esto la corrupción es un cáncer para las naciones.

Ante ello es comprensible el incremento de la desafección o el odio de los ciudadanos hacia el sistema democrático y la política. Algunos ejemplos serían el quiebre del bipartidismo en España o la captura de gobernadores involucrados en lavado de dinero y delincuencia en México.

Bipartidismo y delincuencia organizada: Casos en España y México

En el caso de España, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), únicos postulantes políticos desde 1982, habían ingresado en una crisis partidaria debido al desgaste de su imagen frente a sus votantes, ellos creían que ambos eran un mismo partido -PPSOE como algunos le denominaban-, y que no producían verdaderos cambios.

Respecto a México podemos citar la extradición al Gobernador de Veracruz, Javier Duarte, acusado de lavado de dinero, tráfico de influencias y delincuencia organizada. Éste, por su revuelo mediático y relativa prontitud, ha sido calificado como un emblema de la corrupción en el señalado país, pero cabe destacar que su caso no es el único, existen otros 16 entre gobernadores y ex gobernadores fugados, encarcelados o investigados.

Desde Morales hasta Humala: 40 años sin un liderazgo digno

Tras destacar algunos ejemplos internacionales, a nivel local, en Perú, se puede ver que la corrupción se ha regularizado, la encarcelación del ex presidente, Ollanta Humala, y la ex primera dama, Nadine Heredia, por 18 meses en la modalidad de prisión preventiva ante los supuestos aportes extranjeros en su campaña electoral del año 2006, ha descubierto una problemática social que ha estado presente desde la fundación de la nación.

Y es preocupante que no solo Humala estuviera comprometido en corrupción, ya que ésta es transversal a otros gobiernos peruanos. Si recapitulamos a anteriores jefes de estado que se encuentran en actividad podríamos concluir que a partir de 1975 hemos sido gobernados por procesados, encarcelados y prófugos de la justicia. Desde el régimen militar de Francisco Morales Bermúdez, quien fue condenado a cadena perpetua por el “Plan Cóndor” a principios de 2017, hasta Ollanta Humala Tasso, ahora, julio del mismo año, recluido en el penal limeño de Barbadillo.

Una encuesta encargada recientemente por Alianza para el Progreso revela que la corrupción es el segundo principal problema para los peruanos, situándose como primero en hasta once regiones. 3 de cada 10 encuestados en Áncash, Callao, Huancavelica o Cusco lo consideran así.

Regiones del Perú donde la Corrupción es su primer principal problema.
Regiones del Perú donde la Corrupción es su primer principal problema.

Un nuevo rumbo para el Perú

Desde el partido Alianza para el Progreso consideramos que el egoísmo de algunos dirigentes es un atentado contra los intereses del resto del país y que afecta especialmente a las regiones más pobres y a los ciudadanos más vulnerables, lo que se roba son los servicios que no se prestan: es falta de vacunación, de suministros de útiles escolares, de renovación de pistas, entre otros.

Frente a los líderes que han usado la política para enriquecerse, nosotros, Alianza para el Progreso, proponemos que la administración esté más cerca de los peruanos, que han generado el dinero con tanto esfuerzo y que conocen las necesidades. Por ello trabajaremos partiendo de la convicción de que es posible cambiar el rumbo de nuestro Perú desde las regiones y municipios para combatir las injusticias generadas por los gobiernos de la corrupción. Creemos que éste cáncer tiene una cura.

Referencias:

http://www.cdi.org.pe/pdf/IGC/2016-2017/the_global_competitiveness_report_2016-2017.pdf

https://politica.elpais.com/politica/2016/10/27/actualidad/1477581049_783610.html

https://internacional.elpais.com/internacional/2017/07/17/mexico/1500303963_032946.html

https://internacional.elpais.com/internacional/2017/04/11/mexico/1491939865_555849.html

http://elcomercio.pe/politica/justicia/morales-bermudez-condenado-cadena-perpetua-plan-condor-401409

http://elcomercio.pe/politica/junta-inpe-definira-regimen-visitas-ollanta-humala-nadine-heredia-443015