Trabajar de la mano por el desarrollo regional
Equipo APP / lunes, enero 19, 2015

El jueves de la semana pasada el Presidente Ollanta Humala llegó a Buena Vista, centro poblado menor del distrito de Chao. Su presencia inyectó fe y esperanza a la población, que por largos años no tuvo agua potable para aplacar el intenso calor del lugar y saciar su sed. En efecto ese día inauguró la planta de agua potable y alcantarillado, obra que demandó 25 millones de soles y beneficia a 41 mil personas.

Durante los discursos, con esa ocasión, del presidente regional de La Libertad, César Acuña Peralta, y luego del presidente de la república, Ollanta Humala, manifestaron su compromiso de “trabajar de la mano por el desarrollo regional”.“Públicamente me comprometo a trabajar en forma coordinada con usted para realizar obras de infraestructura en educación y salud, de saneamiento, mejoramiento de las carreteras y proyectos integrales que beneficien a todos los liberteños”, declaró Acuña.

 Por su parte, el presidente Humala dijo que trabajará coordinadamente con César Acuña para hacer las obras necesarias e imprescindibles que requiere la población liberteña. “Yo recojo las propuestas de César (Acuña) para hacer las obras imprescindibles dentro de un plan integral que permita el desarrollo humano”, expresó el mandatario.

Las expresiones públicas de ambos no es más que la voluntad común de trabajar  en favor de quienes confiaron en las urnas el manejo administrativo de estas dos instancias o niveles de gobierno, a fin de disminuir la brecha de la desigualdad social, que en forma particular aún hay en la región La Libertad, que ha propósito tiene a la provincia de Julcán como la más pobre del Perú, así como  otros 16 distritos liberteños en la misma condición.

No hay duda que para los pueblos de la región La Libertad  se vislumbra un camino de esperanza, de desarrollo, de bienestar. Las familias más humildes tienen todo el derecho al bienestar y a la felicidad. Por eso es que el trabajo será arduo (recién comienza) para elevar el nivel socio-económico de los habitantes, sobre todo de los pueblos alto andinos, en donde aún hay pobreza y pobreza extrema.

En el día de su juramentación, el nuevo presidente regional anunció que priorizará el mejoramiento de carreteras, infraestructura en educación y salud y saneamiento, a fin de superar los indicadores sociales que demuestran el abandono en el que está la  región, como por ejemplo en desnutrición infantil y anemia, como en comprensión lectora y matemática.

 Los liberteños, en especial los niños, jóvenes y ancianos, merecemos tener mejores condiciones para vivir, para hacerlo dignamente, de ahí que el compromiso de trabajo es trabajar con pasión y perseverancia para lograr que La Libertad sea una región líder en el país y para lograr el desarrollo que merece y así superar su estado de atraso.

Pero tanto Ollanta Humala como César Acuña, en Chao, coincidieron en señalar que las autoridades elegidas pertenecen a partidos políticos, pero que la camiseta política que se pusieron en la campaña electoral deben cambiarla ahora por la camiseta de región La Libertad y del Perú, a fin de trabajar en forma armónica y en equipo, de la mano, con la sociedad civil, que debe ser severa fiscalizadora del quehacer público.

Los alcaldes no están al margen de esta tarea por el desarrollo, son piezas fundamentales para lograrlo. De la misma forma los empresarios juegan un rol protagónico invirtiendo en la región. La única forma de lograr que nuestra región crezca es a través de la inversión privada. Ejecutando proyectos bajo la modalidad de Obras por Impuestos.

César Acuña ha demostrado en la gestión municipal ser buen promotor de la inversión privada, que ha convertido a Trujillo, en los últimos siete años, en una ciudad muy atractiva para las inversiones, según una revista especializada de Inglaterra.   La inversión privada es fundamental para el crecimiento y desarrollo.

El bienestar de los liberteños se logrará con más y mejor educación, con más y mejor salud, con más y mejor seguridad ciudadana, con mejores carreteras; impulsando la minería, las medianas y pequeñas empresas, la agricultura, el turismo, etc. La preocupación en dar mejor atención a las miles de personas que viven en La Libertad, porque  merecen tener mejor calidad de vida y felicidad.