Los 478 años de la fundación española de Trujillo
Equipo APP / miércoles, febrero 20, 2013

Trujillo, por muchas razones, es una ciudad histórica, tradicional y de abolengo, caracterizada por la hospitalidad de su gente, que posee un benigno clima, no en vano es la Capital Internacional de la Primavera. Es además cuna de la libertad y la democracia y la Capital de la Cultura, como que aquí se fundó la primera universidad republicana del Perú.

MANUEL_RODRIGUEZ 2

Por eso con mucha alegría y por iniciativa de la gestión municipal, con un amplio y variado programa de actividades celebraremos la Semana Jubilar de Trujillo. El día central es el cinco de marzo. El motivo es recordar la fundación de la ciudad en 1535, el primer cabildo y la designación de los primeros alcaldes: Rodrigo Lozano y Blas de Atienza.

La finalidad de la conmemoración es fortalecer la identidad de los trujillanos, que las nuevas generaciones conozcan el origen, la historia y evolución de la ciudad, que ahora se proyecta como urbe moderna, digna para vivir. Si los trujillanos no tuviéramos conocimiento de nuestra historia no podríamos desarrollar una propia identidad, por eso es necesario recordar y celebrar este indeleble suceso.

Según la historia, Diego de Almagro fundó la villa de Trujillo, se presume a fines de 1534, en recuerdo de la ciudad natal de Francisco Pizarro. Posteriormente, Pizarro oficializó la fundación de Trujillo el 5 de marzo de 1535, denominándola Villa de Trujillo de Nueva Castilla y repartió 31 solares a los primeros vecinos. El primer gobernador fue don Miguel de Estete, quien trazó el primer plano.

Según los cronistas de aquella época, a pocos días para que se cumplan los tres años de la fundación, la Reyna Doña Juana, el 23 de noviembre de 1537, firmó en Valladolid (España) una Real Cédula dándole a la Villa de Trujillo el título de Ciudad.

Pero hay una preocupación. Los estudiantes en su mayoría desconocen quien fundó Trujillo y quienes fueron sus protagonistas. ¿Entonces cómo podemos identificarnos si no conocemos nuestro origen?, nos guste o no? Por eso, con motivo de la Semana Jubilar de Trujillo cave la propuesta para que la Dirección Regional de Educación de La Libertad disponga que en el plan curricular escolar se dicte el curso de Historia Regional para que los escolares puedan conocer la historia de la tierra en la que nacieron y conociéndola se identifiquen con ella y contribuyan a su desarrollo, dejando atrás la indiferencia.

Desde su fundación Trujillo tiene una connotación especial, que mantiene su señorío y tradición; ahí están como fieles testigos de aquella época las casonas coloniales con sus hermosos balcones y ventanas, los templos en los que resaltan los retablos de fino acabado y que son admirados por los turistas nacionales y extranjeros.

Durante el virreinato, Trujillo estuvo considerado como el granero del Perú. Tenía una alta producción de azúcar, arroz, cueros, cereales, harina y ganadería porcina, además de minería y se convirtió en la ciudad más importante del norte peruano.

Luego a fines del siglo XVIII y comienzos del XIX, constituía un poderoso foco cultural, religioso, político, social y económico. Trujillo se constituyó entonces en la primera ciudad del Perú donde se proclamó la ruptura de la dependencia de España, hecho histórico que también se celebra el 29 de diciembre de cada año.

En la actualidad Trujillo sigue siendo la ciudad que está a la vanguardia del desarrollo. Ha retomado el sendero que siempre tuvo a lo largo de su historia. La actual administración municipal, con su alcalde César Acuña Peralta, se ha impuesto la tarea de trabajar por el bienestar común y hacer de esta ciudad un lugar con las mejores condiciones para vivir dignamente.

Nadie puede negar, ni los más crudos opositores políticos del alcalde Acuña, que la ciudad de Trujillo con obras viene siendo transformada. Tiene un notorio cambio para bien, como lo afirmaron en su oportunidad los escritores Mario Vargas Llosa, Enrique Bryce Echenique y otras personalidades que han visitado la urbe.

Por algo el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha escogido a Trujillo, entre 26 de América Latina y el Caribe, para ser modelo de ciudad sostenible. Un grupo de profesionales especializados en diversos ejes temáticos, desarrolla el proyecto piloto que será replicado en otras ciudades emergentes del continente.

Y como si fuera poco, la ciudad en el mes de noviembre estará en los ojos del mundo con la realización de los XXX Juegos Bolivarianos. Vienen a Trujillo más de tres mil deportistas de seis países para competir en diversas disciplinas. Para ele efecto la Municipalidad construye obras de infraestructura deportiva con una inversión de 130 millones de nuevos soles y otras de mejoramiento urbano con 83 millones de soles.

Los trujillanos tenemos entonces un buen motivo para festejar.

Manuel Rodríguez Romero
PERIODISTA
manuelbrr@hotmail.com

Fuente: Prensa APP